Festividad de San Claudio

NOTA DE PRENSA

La cofradía de la Bienaventuranza celebra su festividad

El próximo 30 de octubre se celebra la festividad San Claudio, uno de
los primeros santos leoneses, que da nombre al barrio y a la parroquia
donde radica la cofradía de la Bienaventuranza. Y la penitencial se une
a la comunidad parroquial en su conmemoración, que este año se vivirá de
forma especial el domingo, día 25.

Debido a la situación derivada de la pandemia de covid-19, no es posible
su desarrollo de la forma en que viene siendo habitual en los últimos
años, por lo que este año se reducirá a la celebración de la eucaristía
en nuestra sede canónica, la parroquia de San Claudio. Será, pues, el
domingo 25 de octubre, a las 12:30 h, siguiendo las consabidas medidas
de prevención; y, además, será retransmitida en directo a través de 987
Live.

Rogamos den la máxima difusión posible en su medio.

En León a 24 de octubre de 2020.

Triduo en Honor a Nuestra Madre de la Divina Gracia

NOTA DE PRENSA
La Cofradía de la Redención celebra el
Triduo en honor a Nuestra Madre de la
Divina Gracia
Los días 23, 24 y 25 de octubre, a las 19:30 horas, la Iglesia Conventual de San Marcos
acogerá el Triduo que la Cofradía de Nuestro Señor Jesús de la Redención dedica a
Nuestra Madre de la Divina Gracia.
Este año el predicador será el Rvdo. Sr. D. Jorge García Rodríguez, Párroco de
Gordaliza del Pino. El acompañamiento musical vendrá a cargo del “Coro Parroquial de
la Iglesia de San Martín”.
Antes de los ejercicios se rezará el Santo Rosario. En esta ocasión y debido a los
protocolos sanitarios que nos afectan derivados del COVID-19, se suspende el Devoto
Besamano a Nuestra Madre a la finalización de cada una de las tres jornadas.
Adicionalmente, cabe recordar será obligatorio el uso de la mascarilla en el interior del
templo, así como que el aforo estará limitado a un tercio en virtud del BOCYL publicado
el día 20/10/

Bienvenida al nuevo Obispo de León

NOTA DE PRENSA

BIENVENIDA AL NUEVO OBISPO DE LEÓN

 

            La Junta Mayor de la Semana Santa de León, en nombre de todas las Cofradías y Hermandades que la integran y en el suyo propio, por medio de la presente, felicita a Monseñor Luis Ángel de las Heras Berzal, CMF, por su nombramiento, realizado por Su Santidad el Papa Francisco, como Obispo de León.

            Estas Asociaciones de fieles agradecemos el saludo recibido del nuevo Pastor en su carta a la Diócesis de León y nos ofrecemos a colaborar en la tarea pastoral que se iniciará el próximo 19 de diciembre. Deseamos participar en las tareas de evangelización, culto público y acción social con el apoyo de todos y cada uno de nuestros hermanos, de modo especial a través de la catequesis pública que se realiza en nuestros desfiles procesionales. 

            También deseamos agradecer, públicamente, la magnífica labor desarrollada por Monseñor Julián López Martín a lo largo de los últimos dieciocho años en nuestra Diócesis. Su apoyo a las Cofradías y Hermandades de la ciudad y a esta Junta Mayor ha sido permanente y se ha concretado en la creación del Museo Diocesano y de la Semana Santa.

            Unimos nuestras oraciones por ambos Pastores para que alcancen sus objetivos en las nuevas etapas que inician.

 

                                                                                                        León, 21 de octubre de 2020

Nombramiento nuevo obispo León

NOTA DE PRENSA

EL PAPA NOMBRA OBISPO DE LEÓN A D. LUIS ÁNGEL DE LAS HERAS BERZAL

El Papa acepta la renuncia de D. Julián López Martín por motivos de edad, quien será administrador apostólico hasta el próximo 19 de diciembre, día de entrada en la Diócesis de D. Luis Ángel de la Heras

León, 21 de octubre de 2020

La Nunciatura Apostólica en España acaba de comunicar que el Papa Francisco ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis de León presentada por D. Julián López Martín el pasado día 21 de abril por razones de edad según indica el Código de Derecho Canónico. Y al tiempo ha nombrado como su sucesor en la sede legionense a quien hasta ahora ha sido obispo de Mondoñedo- Ferrol, D. Luis Ángel de las Heras Berzal, CMF. Hasta el próximo 19 de diciembre, día de entrada en la Diócesis del nuevo obispo, Mons. López Martín asume el oficio canónico de administrador apostólico y continuará al frente del gobierno ordinario de la Diócesis en una etapa con la que completará los ya más de dieciocho años al servicio pastoral de la Iglesia legionense, para la que fue nombrado obispo por el Papa San Juan Pablo II el día 19 de marzo de 2002 y en la que hizo su entrada, procedente entonces de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, el día 28 de abril de 2002.

A lo largo de esta etapa, Mons. Julián López Martín, que según el Episcopologio propio de la Iglesia legionense ha sido su pastor número 128, ha promovido la ejecución de tres Planes Diocesanos de Pastoral de alcance quinquenal (2003-2008 “Para la edificación de la Iglesia”; 2009-2014 “El que escucha la Palabra y la entiende, ése dará fruto”, y 2015-2020 “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio”) y el desarrollo de diecinueve ediciones de la “Semana de Pastoral”, hito eclesial que marca el inicio del curso pastoral cada mes de septiembre en la Iglesia de León desde el año 2002.

 

MONS. JULIÁN LÓPEZ MARTÍN

            Nació en Toro (Zamora) el 21 de abril de 1945. Estudió en los Seminarios Diocesanos de Toro y de Zamora y en el Pontificio Instituto Litúrgico de San Anselmo de Roma, donde obtuvo el doctorado en Sagrada Liturgia en 1975. Es diplomado también por el Pontificio Instituto de Arqueología Sagrada de Roma (1971).

            Recibió la ordenación sacerdotal en Zamora el 30 de junio de 1968. En su diócesis de origen desempeñó varios cargos pastorales en Villarrín de Campos y Otero de Sariegos (Zamora) y en la parroquia de Cristo Rey en Zamora, siendo nombrado en 1978 canónigo de la S. I. Catedral y delegado diocesano de Pastoral litúrgica. Desde 1984 a 1991 fue director del Centro Teológico diocesano. Desde 1975 ha sido profesor en la Facultad de Teología del Norte de España -Sede de Burgos- y en la Universidad Pontificia de Salamanca, además de otros centros teológicos superiores. Desde 1991 era profesor agregado de Liturgia y Sacramentos en la Facultad de Teología en la U. P. de Salamanca, siendo nombrado catedrático de la misma materia en septiembre de 1994, poco antes de su consagración episcopal.

            Desde 1992 hasta 1995 fue presidente de la Asociación Española de Profesores de Liturgia. Desde 1982 hasta 1993 fue asesor permanente y colaborador del Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia, y desde 1993 consultor de la citada Comisión.

            El día 15 de julio de 1994 fue preconizado obispo de Ciudad Rodrigo (Salamanca) por el Papa San Juan Pablo II, recibiendo la ordenación episcopal el día 25 de septiembre del mismo año.  El día 19 de marzo de 2002 fue nombrado obispo de León, tomando posesión de la diócesis el 28 de abril. Continuó al frente de la Diócesis de Ciudad Rodrigo como Administrador Apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor el 6 de abril de 2003.

            Ha sido miembro de Comisión Episcopal de Liturgia (1994-2002 y 2011-2014); de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (1996-1999); y del Comité para el Diaconado Permanente (1996-2002). En la Asamblea Plenaria de febrero de 2002 fue elegido Presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia, siendo reelegido para sucesivos trienios en mayo de 2005 y en marzo de 2008, y nuevamente en 2014 y en 2019. Desde 2002 hasta 2011 ha sido miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal y, nuevamente, desde 2014 y desde 2019. El 1 de junio de 2010 Su Santidad el Papa Benedicto XVI lo nombró miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos por cinco años. En 2016 volvió a ser nombrado, esta vez por el papa Francisco, para otros cinco años. El 14 de abril de 2011 el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal lo nombró Delegado Nacional para los Congresos Eucarísticos Internacionales participando en la preparación y desarrollo de los celebrados en Dublín (Irlanda) en 2012 y en Cebú (Filipinas) en 2016. Fue elegido también para participar en la XI Asamblea general del Sínodo de los Obispos, de octubre de 2005 en Roma, en representación de la Conferencia Episcopal Española.

            Ha publicado los siguientes libros: El don de la pascua del Señor (Burgos 1977); La oración de las Horas (Salamanca 1984); El año litúrgico (BAC popular, Madrid 1984); La santificación del tiempo, 2 vol.; y Liturgia fundamental, 2 vol. (Madrid 1984-1985); La Liturgia en la vida de la Iglesia (Madrid 1987); «En el Espíritu y la verdad», 2 vol. (Salamanca 1987-1994); El domingo, fiesta de los cristianos (BAC popular, Madrid 1992); La Liturgia de la Iglesia (BAC manuales, Madrid 1994 y 2000); Jubileo 2.000, un ejercicio de memoria (BAC 2.000, Madrid 1998); La celebración eucarística, centro de la vida cristiana (Barcelona 2005) y más de 250 artículos en revistas de liturgia y de teología, diccionarios y libros en colaboración. Además de las cartas pastorales de comienzo de curso y de Cuaresma, estas últimas dedicadas a los presbíteros.

 

MONS. LUIS ÁNGEL DE LAS HERAS BERZAL, CMF

            Nació en Segovia el 14 de junio de 1963. A los 14 años entró en el Seminario Menor de los Misioneros Claretianos en Segovia. En 1981 comenzó el año de noviciado de la extinta provincia claretiana de Castilla, integrada hoy en la de Santiago, en Los Negrales (Madrid), donde hizo su primera profesión el 8 de septiembre de 1982. Este mismo año inició los estudios filosóficos y teológicos en el ‘Estudio Teológico Claretiano’ de Colmenar Viejo (afiliado a la Universidad Pontificia de Comillas). Emitió la profesión perpetua el 26 de abril de 1986, año en el que concluye la licenciatura en Estudios Eclesiásticos. Al acabar la formación inicial, fue destinado al grupo encargado de la Pastoral Juvenil en la provincia claretiana de Castilla, conjugándolo con los estudios de la licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad Pontificia de Comillas, título que obtuvo en 1992.

            El 29 de octubre de 1988 fue ordenado sacerdote en la parroquia de San Antonio María Claret de Madrid. En 1989 fue destinado a las parroquias confiadas a los Misioneros Claretianos en Puente de Vallecas (Santo Ángel de la Guarda y Nuestra Señora de la Aurora), donde ejerce como párroco “in sólidum”. Una de sus principales encomiendas fue el trabajo pastoral con adolescentes y jóvenes en riesgo de exclusión social y con personas marginadas. En 1990, con otros claretianos y laicos de la parroquia, constituyó la Asociación “Proyecto Aurora” (dedicada a la acogida, acompañamiento y apoyo a la rehabilitación de tóxico-dependientes que realizaban el programa “Proyecto Hombre”), de la cual fue director durante seis años.

            Durante nueve años colaboró con el equipo de JPIC (Justicia, Paz e Integridad de la Creación) de la provincia claretiana de Castilla. También acompañó al grupo de reflexión y acción de CONFER España, en el área de Justicia y Paz.
En septiembre de 1995 fue nombrado auxiliar del prefecto de estudiantes en el Seminario Claretiano de Colmenar Viejo (Madrid). Destinado a Los Negrales (Madrid) en 1996, fue allí formador de postulantes, superior y maestro de novicios. Trasladado de nuevo a Colmenar Viejo en 2004, siendo consultor y vicario provincial de la provincia de Castilla, fue nombrado prefecto de estudiantes (profesos temporales) en una comunidad formativa intercultural de composición y proyección congregacional.

            Desde 1998 hasta 2012 fue profesor en el Instituto Teológico de Vida Religiosa (ITVR) y en la Escuela ‘Regina Apostolorum’ de Madrid, con una pequeña colaboración docente con esta última hasta 2016. Fue también delegado del Superior para la Formación en la Confederación Claretiana de Aragón, Castilla y León (2004-2007). En 2007 fue elegido consultor y prefecto de Espiritualidad y Formación de la provincia claretiana de Santiago, siendo nombrado también vicario provincial de la misma.

            Hasta su nombramiento como obispo de Mondoñedo-Ferrol por el Papa Francisco (16 de marzo de 2016) era superior provincial de los Misioneros Claretianos de la provincia de Santiago (2012-2016) y presidente de CONFER España (2013-2016). El 7 de mayo de 2016, en la Catedral de Mondoñedo, recibió la ordenación episcopal de manos de D. Julián Barrio Barrio, arzobispo de Santiago de Compostela e inició su ministerio pastoral en la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol. Su lema episcopal es una expresión orante de San Juan Damasceno: ‘Pasceme, Domine, Pascemecum’  (‘Apaciéntame, Señor; apacienta Tú conmigo’). A nivel regional, en la Provincia Eclesiástica de Santiago de Compostela es el obispo responsable de Cáritas, de la Pastoral Vocacional y la Vida Consagrada en Galicia. Desde su incorporación a la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha sido miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, siendo elegido presidente de esta Comisión en la reunión CXV de la Asamblea Plenaria, celebrada del 2 al 6 del pasado mes de marzo de 2020.

Jornada DOMUND 2020

NOTA DE PRENSA

LA DIÓCESIS SE SUMA A UNA JORNADA DEL DOMUND MARCADA POR LA PANDEMIA CON UNA INVITACIÓN PARA APOYAR LA LABOR DE LOS 431 MISIONEROS LEONESES

La alerta sanitaria suspende la cuestación pública y limita aforos a la vigilia de oración de mañana viernes día 16 y a las eucaristías con colectas especiales de este domingo día 18 por lo que se han habilitado medios electrónicos para facilitar la aportación de las donaciones de esta Jornada Mundial de las Misiones

León, 15 de octubre de 2020

La Diócesis de León se suma este próximo domingo día 18 a la celebración de la Jornada Mundial de las Misiones, el popular Día del DOMUND, que con el lema “Aquí estoy, envíame” pretende reconocer la labor que realizan los 431 misioneros leoneses y apoyar económicamente las iniciativas que desarrollan en los 54 países en los que están presentes para llevar el mensaje evangélico. Una cita que este año está marcada por la situación que ha provocado la pandemia mundial del Covid-19, que está afectando gravemente a muchos de los territorios de misión en los que trabajan misioneros leoneses y que también ha limitado los actos promovidos por la Delegación de Misiones.

SIN HUCHAS, COLECTA ELETRÓNICA

Así, por primera vez desde que en 1943 comenzara a celebrarse esta Jornada Mundial de las Misiones como “fiesta de la catolicidad y de la solidaridad universal” este año será la primera ocasión en al que se suspenderá la tradicional cuestación pública, las populares ‘huchas’ del DOMUND, que no estarán en la calles este próximo sábado. Una circunstancia excepcional ante la que desde la Delegación de Misiones se han habilitado medios electrónicos de transferencia, disponibles en la página web de las Obras Misionales Pontificias https://www.omp.es/haz-un-donativo/ con el fin de reunir fondos que se destinan a cubrir las carencias y ayudar a los más desfavorecidos a través de los misioneros, con proyectos pastorales, sociales y educativos a los que el año pasado la Diócesis de León destinó 142.724 euros.

ORACIÓN Y EUCARISTÍAS CON COLECTA

Y junto con esta llamada a la aportación económica facilitada por esos medios electrónicos que pretenden ser este año las “populares huchas del DOMUND”, la Delegación de Misiones ha hecho una llamada para que “a pesar de que en esta campaña la situación excepcional de alerta sanitaria impide hacer muchas de las actividades de animación misionera de otros años, sí  podemos reunirnos en torno al Altar para pedir que esta pandemia, que nos afecta a nosotros pero en mayor medida a todos nuestros misioneros, acaba pronto con el menor número de fallecidos”. Para ello se ha convocado una vigilia de oración especial mañana viernes día 16 a las 18 horas en la capilla de las Carmelitas Vedruna, de la calle Cardenal Landázuri, con aforo limitado y uso obligado de mascarilla. Y ya el domingo día 18, en esa Jornada del DOMUND, una oración especial en todas las eucaristías junto con la colecta, con eucaristía central que presidirá el padre marista Joaquín Fernández, misionero leonés en Filipinas, en la Basílica de San Isidoro a las 12,30 horas.

CARTA PASTORAL

También el obispo Julián López, con motivo de la celebración de esta Jornada del DOMUND 2020 ha hecho pública una carta pastoral en la que subraya que “ni el Covid-19 ni cualquier otra dificultad del tipo que sea, deben impedirnos sentir y actuar como discípulos de N. S. Jesucristo”. Un mensaje de ánimo frente a la situación actual que Mons. López Martín pone en relación con el lema “Aquí estoy, envíame”, tomado del pasaje bíblico de la vocación del profeta Isaías (cf. Is 6,8) para indicar que “esta breve frase pone de manifiesto toda una decidida voluntad y una fuerte disponibilidad para asumir la misión que el Señor propone a quien está abierto a poner en práctica lo que Él  sugiera”. Y desde esa perspectiva misionera, que ha sido punto de referencia de la acción pastoral de la Iglesia de León en el Plan de los últimos cinco cursos, el obispo Julián López subraya el momento de esta Jornada Mundial de las Misiones “justo cuando comenzamos un nuevo curso pastoral en el que este DOMUND nos recuerda el mandato misionero permanente confiado a la Iglesia y a cada una de sus comunidades, desde las diócesis hasta las familias, pasando por las parroquias y los grupos eclesiales. Y, por supuesto, dirigido también a cada uno de los bautizados, llamados también a ser testigos y mensajeros del Evangelio que es como decir de la persona y de la obra de Jesucristo en todos los lugares y situaciones de la vida”

 

DIÓCESIS DE MARCADO ACENTO MISIONERO

Un mensaje episcopal para una Jornada Mundial de las Misiones en una Diócesis como la de León de marcado acento misionero, que en la actualidad cuenta con 431 misioneros que trabajan en 54 países de todo el mundo para llevar el mensaje del Evangelio desde su particular testimonio de vivencia de la fe que, cada día, actualiza el las palabras del Señor en el Evangelio de San Mateo: “Id y haced discípulos a todas las naciones”. El continente latinoamericano es el que acoge a un mayor número de misioneros leoneses, con más de doscientos religiosos, seguido de Europa, Asia y África, donde también hay presencia de misioneros de León.

Este marcado acento misionero de la Diócesis de León ya tuvo un reconocimiento directo en el año 2011 cuando se dedicaba el centro de acción pastoral puesto en marcha en la Calle Sierra-Pambley, el “Centro Diocesano Padre Llorente” a la memoria del Padre Segundo Llorente Villa, el misionero leonés que llevó el mensaje evangélico a Alaska y que fue el primer representante de las comunidades esquimales en el Congreso del Estado norteamericano de Alaska. Además, la Iglesia de León celebra cada verano una cita destacada en este ámbito, el Día del Misionero Diocesano, una convocatoria que este año, por efecto de la pandemia tuvo que ser suspendida por primera vez en treinta años.

 

Celebrada la toma de posesión Presidente Santa Marta

Manuel Antonio Couso, Presidente de Santa Marta
León, 11 de octubre de 2020.
El sábado 10 de octubre Manuel Antonio Couso Sobrado tomó posesión de su
cargo de Presidente de la Hermandad de Santa Marta y de la Sagrada Cena
para el próximo bienio, 2020-2022, en el transcurso de una solemne eucaristía
celebrada a las ocho de la tarde en la iglesia de San Marcelo, sede canónica
de la corporación. La celebración fue oficiada por el consiliario de la
Hermandad, D. Félix Díez Alonso, y concelebrada por D. Jorge de Juan
Fernández y D. Javier Díez González, contando con el acompañamiento
musical de Dª Ana María Álvarez Fadón.
El consiliario de la Hermandad presidió el cambio de varas en el que Antonio
Sarmiento Villar -ante la imagen de Santa Marta- entregó al nuevo presidente la
vara representativa de su cargo, “símbolo del servicio hacia todos los hermanos
que le han confiado el gobierno de la Hermandad”. Posteriormente, Manuel
Antonio Couso Sobrado recibió el Libro de Oro de la Hermandad, los Estatutos
de la misma y el Libro de Actos y Rituales, ejemplares que custodiará durante
su mandato. Finalmente el consiliario de la Hermandad exhortó a fomentar la
Sagrada Eucaristía en el seno de la misma que de forma extraordinaria está
representada en el gran paso de la Sagrada Cena de Víctor de los Ríos (1950),
terminando con la felicitación al nuevo Presidente, así como al Presidente
saliente por el trabajo desempañado en su mandato.
La Hermandad de Santa Marta iniciará en el próximo mes de diciembre el
LXXV Aniversario fundacional (1945-2020) que se dispone a celebrar con gran
ilusión.

Manuel Antonio Couso, nuevo presidente de Santa Marta

El próximo sábado 10 de octubre Manuel Antonio Couso Sobrado tomará posesión de su nuevo cargo como presidente de la Hermandad de Santa Marta y de la Sagrada Cena. Manuel Antonio Couso fue ratificado por los hermanos de Santa Marta en la Asamblea celebrada en el pasado mes de julio, asimismo el día 31 de julio el Sr. Obispo de la Diócesis de León, Monseñor Julián López Martín, confirmó el nombramiento del nuevo Presidente de la Hermandad para el próximo bienio 2020-2022.
El acto tendrá lugar en el transcurso de una solemne eucaristía que se celebrará a partir de las 20:00 horas en la iglesia parroquial de San Marcelo, sede canónica de la Hermandad. Ante la imagen de Santa Marta, obra de Víctor de los Ríos en 1947, se verificará el cambio de varas entre el presidente saliente, Antonio Sarmiento Villar y Manuel Antonio Couso Sobrado que desde ese momento pasará a regir la Hermandad. Recordamos que de acuerdo a las medidas restrictivas para la contención del COVID-19 el aforo del templo está limitado a un tercio y que las personas que puedan acceder, obligatoriamente han de usar mascarilla y mantener la distancia interpersonal de seguridad.
Manuel Antonio Couso forma parte de la Hermandad de Santa Marta desde hace más de tres décadas, en este tiempo cabe destacar los diferentes puestos por los que ha pasado, hermano de filas, bracero y, especialmente, en la Junta Directiva en la que ha desempeñado diversos cargos: seise de la Casa de Betania, Tesorero, Vicepresidente y adjunto al Ordenador Mayor.
La Hermandad de Santa Marta, fundada el 11 de diciembre de 1945, se encuentra inmersa en los preparativos del LXXV aniversario fundacional que se iniciará en el próximo mes de diciembre.

Jornada Trabajo Decente 2020

NOTA DE PRENSA

LA DIÓCESIS SE SUMA A LA JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE CON EL LEMA “NOS MOVEMOS POR EL TRABAJO DECENTE”

Las entidades que integran la Iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente” promueven mañana miércoles día 7 una vigilia de oración en la Parroquia de San Lorenzo a las 20 horas

León, 6 de octubre de 2020

La Diócesis de León se sumará mañana miércoles día 7 a los actos de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente que se celebra, como cada 7 de octubre, este año con el lema “Nos movemos por el trabajo decente”. La Iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente” (ITD) es la entidad que promueve esta convocatoria en la Diócesis, integrada por Cáritas Diocesana de León, la delegación diocesana de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), el Movimiento Rural Cristiano, la Delegación de Pastoral de Juventud y Universitaria y los grupos de Pastoral Obrera.

VIGILIA DE ORACIÓN

Y desde esta plataforma se ha organizado para mañana miércoles día 7 a partir de las 20 horas en la Parroquia de San Lorenzo una vigilia de oración en el interior del templo, con aforo limitado, y se ha descartado el acto público que en otras ediciones se organizaba a pie de calle para cumplir con las restricciones que precisamente a partir de mañana estarán vigentes en la capital leonesa por decisión de la autoridad sanitaria y que impiden concentraciones en la vía pública.

A pesar de todas estas limitaciones debidas a la situación de alerta sanitaria por la pandemia del Convid-19, desde la Iniciativa “Iglesia unida por el trabajo decente” la Diócesis de León se adhiere al manifiesto “Nos movemos por el trabajo decente” con el objetivo de “hacer visible la precariedad que sufre el mundo del trabajo, aumentada por la situación de emergencia sanitaria provocada por la pandemia mundial de la Covid-19” y reiterar que “la crisis de la pandemia ha puesto de relieve las debilidades estructurales del Estado de bienestar en España y la necesidad del trabajo decente para el desarrollo  de una sociedad fraterna”.

            “Esta crisis nos ha enseñado que se puede consumir menos y mejor, que el servicio de aquellos oficios menos valorados, social y económicamente son los que sostienen la vida y el cuidado comunitario”, remarcan desde ese manifiesto las entidades de la Iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente”. “La realidad en que nos encontramos está visibilizando las consecuencias de un modelo productivo incapaz de generar empleo con alto valor añadido y marcado por las altas tasas de precariedad laboral. Con empleos que se destruyen, cifras de ERTE y paro disparadas, protección social que no está llegando a quienes tienen derecho (como en el caso del ingreso mínimo vital o la prestación para las empleadas de hogar) y miles de personas sin posibilidad de acceso a la misma por ejercer su actividad en la economía sumergida”.

            TRABAJO Y DIGNIDAD

            “Demasiados empleos considerados esenciales mantienen condiciones laborales tan precarias que algunas veces rozan la vulneración de derechos y muchas la imposibilidad del sostenimiento de la vida. Esto está suponiendo que multitudes se vean abocadas a acudir a los servicios sociales públicos, a los recursos sociales de las organizaciones de la Iglesia o a la ayuda de las comunidades parroquiales y vecinales para poder subsistir. Es aquí donde se ha manifestado la mayor experiencia de solidaridad y apoyo común que hemos descubierto en esta circunstancia tan extraordinaria, una experiencia de unidad en la adversidad que ha hecho que nos movamos por el bien común. Tenemos que valorar el trabajo humano en la medida que nos dignifica como hijas e hijos de Dios, corresponsables con el cuidado de la vida y la creación”, se añade en este manifiesto de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

            Ante esta situación, las entidades que se integran en esta Iniciativa “Iglesia unida por el trabajo decente” reivindican la necesidad de trabajar “por un nuevo sistema productivo capaz de generar empleos con alto valor añadido y que ponga a la persona en el centro; lograr el reconocimiento social y laboral de los empleos esenciales para la vida y que estos tengan unas condiciones laborales dignas que permitan a las personas salir de la pobreza; reconocer el derecho a la protección social sin que esté supeditado a la vida laboral; garantizar que el ingreso mínimo vital sea una realidad para las personas que lo necesitan, dotando a las instituciones de los recursos necesarios para su gestión; y asegurar la percepción del subsidio extraordinario a las trabajadoras de hogar y que se reconozca su derecho a la prestación por desempleo al igual que para el resto de personas trabajadoras”.

            Y concluyen este manifiesto que mañana será el eje de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente reafirmando que “como movimientos de Iglesia, en ITD trabajamos en equipo con el fin de visibilizar la lucha por conseguir que el trabajo decente sea cada día más real en la vida de las personas y respetuoso con la casa común” para rematar con una cita del magisterio del Papa Pablo VI: ‘Para la Iglesia no se trata solamente de predicar el Evangelio…, sino de alcanzar y transformar con la fuerza del Evangelio…”.

El obispo invoca la intercesión del patrono San Froilán «ante la peligrosa pandemia que está afectando de manera preocupante a nuestra capital y a su entorno»

Preside en una Catedral con aforo limitado la única celebración eucarística de la solemnidad tras la suspensión de todos los actos en la Basílica de la Virgen del Camino

León, 5 de octubre de 2020

La Catedral ha acogido esta mañana la misa estacional de la solemnidad del patrono principal de la Diócesis de León, San Froilán, en la única eucaristía solemne de de la jornada después de que el Obispado, de común acuerdo con la comunidad de los PP. Dominicos, encargados del cuidado de la Basílica de la Virgen del Camino, la Diputación, el Ayuntamiento de León y los ayuntamientos del Voto, decidieran la suspensión de todos los actos litúrgicos que tradicionalmente acoge la Basílica de la Virgen del Camino en el marco de la popular romería, también cancelada en esta edición por efecto de la pandemia del Covid-19.

El obispo Julián López, en su homilía ante un templo con aforo limitado para cumplir con todas las indicaciones de la autoridad sanitaria y ante las reliquias del patrono, hizo una invocación a San Froilán para pedir la intercesión “de la Santísima Virgen del Camino y San Froilán, nuestros celestiales patronos, para que nos sostengan en Dios los bienes que pedimos para el pueblo leonés, para los responsables de vida pública y de todas las instituciones, y especialmente confiamos a la intercesión del santo nuestra Iglesia diocesana, nuestras instituciones eclesiales, y nuestro presbiterio y nuestros seminarios”. Y en esa invocación Mons. López Martín remarcó la importancia de la ofrenda de la celebración eucarística en medio de la “situación de esta peligrosa pandemia que está afectando de manera preocupante a nuestra capital y a su entorno” con la petición expresa y la llamada a la “confianza en el Señor para que esta situación provocada por la alerta sanitaria cambie pronto y que no deje secuelas que tengamos que lamentar posteriormente”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Diócesis celebra San Froilán con misas de aforo limitado en la Catedral y la Virgen del Camino

El próximo lunes día 5 a partir de las 12 h. en la Basílica de la Virgen del Camino sin romería popular y en la Catedral a partir de las 18 h.

Este próximo lunes día 5 la Diócesis de León celebrará la solemnidad del patrono principal, San Froilán, con sendas eucaristías presididas por el obispo Julián López, a partir de las 12,00 horas en la Basílica de la Virgen del Camino, en el interior del templo con limitación de aforo, que se podrá seguir en directo por internet a través de la emisión que se realizará por el canal YouTube de la Basílica (https://www.youtube.com/channel/UCNpNm_EDr_zqKR02Sx7V4Mw/) y con la popular romería suspendida, y a las 18,00 horas en la Catedral con una misa estacional también con aforo limitado.

RESTRICCIONES AL CULTO

Ante la situación excepcional provocada por la pandemia y la obligada suspensión de la tradicional romería, los PP. Dominicos, encargados del cuidado de la Basílica Menor de la Virgen del Camino, han ampliado el horario de misas de ese lunes día 5 con celebraciones además de la solemne del mediodía también a las 10, 11, 13, 17, 18 y 19 horas. En todas estas celebraciones será obligatorio el uso de mascarilla, se deberán ocupar los puestos específicamente señalados en los bancos, no se permitirá el acceso una vez completado el aforo, tampoco se podrá acceder al Camarín para el tradicional Besamanto, no se podrán depositar velas y no será posible solicitar intenciones de misas, restricciones obligadas por la alerta sanitaria y por las que los PP. Dominicos piden de antemano disculpas.

Además, en el Santuario de la Virgen de la Velilla a partir de las 13,00 horas se celebrará una misa en honor al patrono de la Diócesis en una jornada en la que también por motivo de la alerta sanitaria se ha suspendido la tradicional romería y que pondrá fin al ciclo de celebraciones estivales en ese emblemático templo del Valle del Tuéjar abierto y con culto diario desde el pasado mes de junio gracias a la colaboración de la Asociación ‘Amigos de la Velilla’.

FUNDADOR DE MONASTERIOS, OBISPO DE LEÓN

El santoral anota que San Froilán nació en los arrabales de Lugo en el año 833 y que a los dieciocho años dejó la casa de sus padres para emprender vida de ermitaño, inicialmente en El Bierzo y más adelante en las montañas leonesas del Curueño. Impulsó el desarrollo de la vida monástica con iniciativas como la fundación en tierras zamoranas de los monasterios de Tábara y Moreruela de Tábara, donde desempeña el oficio de abad. En el año 900, vacante la sede episcopal legionense, el pueblo de León pide al Rey Alfonso III que le conceda por obispo al Abad Froilán y en el día de Pentecostés de ese año 900 Froilán es ordenado obispo. En el año 905, tras un fecundo lustro de ejercicio episcopal, con dedicación especial a la reforma de los sacerdotes, monjas y seglares, fallece y es enterrado en la Catedral y en el año 916 sus reliquias, por orden del Rey Ordoño II, son trasladas a la nueva Catedral. Parte de sus reliquias descasan a día de hoy bajo el altar mayor del primer templo diocesano.

Fotografía: Eva María Alijas