Corpus Christi- Diócesis de León

LA DIÓCESIS CELEBRA CORPUS CHRISTI SIN PROCESIONES EN UN ‘DÍA DE CARIDAD’ CON UNA LLAMADA AL “PODER DE CADA PERSONA” PORQUE “ES MOMENTO DE AYUDARNOS”

La Catedral acoge este domingo día 14 a las 11 h. la Misa Estacional con procesión por el interior del templo y bendición con el Santísimo que impartirá el obispo Julián López a la Diócesis desde la portada principal de la Pulchra

León, 11 de junio de 2019

La Diócesis de León celebra este próximo domingo día 14 de junio la solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, la popular fiesta del Corpus Christi, con una Misa Estacional que acogerá la Catedral a partir de las 11 horas. De manera excepcional por las restricciones impuestas por al alerta sanitaria y ante la imposibilidad de realizar la a tradicional procesión “como testimonio de veneración a la Santísima Eucaristía” que cada año recorre las calles más céntricas de la capital leones, será por el interior del primer templo diocesano por donde se desarrolle esa procesión que tendrá su momento central cuando la Sagrada Custodia se sitúe en el umbral de la portada principal de la Pulchra, desde donde el obispo Julián López impartirá la bendición para toda la Diócesis.

“EL PODER DE CADA PERSONA. CADA GESTO CUENTA”

Con esta popular fiesta del Corpus Christi, que se celebrará este año en la circunstancias excepcionales impuestas por la pandemia del coronavirus, se cierra este próximo domingo en la Diócesis el ciclo litúrgico de Pascua-Pentecostés, en la celebración del ‘Día de Caridad’ con el lema “El poder de cada persona. Cada gesto cuenta”, que ha orientado la campaña especial de difusión que estos días ha realizado Cáritas con el objetivo de “partir y compartir el pan en comunidad, responder a la propuesta de vida que Dios nos hace para aprender a vivir como hermanos, con el corazón y el alma en atenta mirada hacia los demás” puesto que ”vivir la caridad es saberse amado por Dios y ser capaz de verle reflejado en los demás, en la Creación, en las personas más pobres, vulnerables, y excluidas de nuestros lugares cotidianos, dejarse tocar por sus vidas y aprender a mirar y a escuchar el sufrimiento y el dolor de los demás, sin miedo, para conmovernos y no pasar de largo”.

Y en esa línea ha situado su mensaje para esta solemnidad del Corpus Christi el obispo de León, Julián López, cuando en su carta pastoral titulada “Sentado a la mesa con ellos” remarca que “la próxima solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, el día 14 de junio, domingo, nos va a recordar una vez más la íntima relación que existe, por voluntad del propio Señor nuestro Jesucristo, entre la Eucaristía que celebramos y el amor fraterno que hemos de poner en práctica si de veras queremos ser sus discípulos”.

“Os confieso que después de los meses vividos con la preocupación generada por la pandemia del Coronavirus me parece, mucho más que un alivio, todo un signo de esperanza la llegada de la normalidad, aunque esta todavía no es total y nos exige avanzar con prudencia”, subraya Mons. López Martín quien señala que “todos, de una manera o de otra, hemos padecido una situación que no debemos olvidar sin más” porque “esta pandemia no solo nos está dejando dolorosas muertes, sino que está provocando además una grave crisis económica y social… Como consecuencia, está creciendo el número de personas que sufren física, social, psicológica y espiritualmente. Muchas ya están experimentando la noche oscura de los discípulos de Emaús al pensar que todo está perdido”.

            Ante esta situación, y después de muchos días sin poder acudir a las iglesia, el obispo de León muestra su esperanza porque “ahora llega la solemnidad del Corpus Christi y la celebraremos lo mejor posible. Esto supone aprovechar la experiencia reciente para valorar mucho más que hasta ahora la Misa dominical como “Mesa del Señor y de los hermanos”. “Él es quien nos reúne, nos alimenta con su palabra y con su Cuerpo y Sangre y quien nos reenvía en misión para llevar a nuestros hermanos, especialmente a los más pobres y necesitados, el testimonio del amor fraterno”, reflexiona Julián López para reiterar una llamada a que ese testimonio tome un forma palpable y contante, hagámoslo a través de las instituciones caritativas y sociales. Ahí está Caritas diocesana de León con sus comedores, sus centros de acogida, sus residencias y dispensarios y sus planes de acción social. Porque, no lo olvidéis: “Caritas” es la mano de la Iglesia que sirve y comparte”.

            Y concluye con una invitación a celebrar “lo mejor posible este “Día del Cuerpo y de la Sangre de Cristo” cantando al “Amor de los Amores” pero sin olvidar, como postula el ‘Día de Caridad’, que unidos al Señor, nos convirtamos en testigos de la fe, forjadores de esperanza, promotores de fraternidad y constructores de solidaridad en medio de esta situación tan dolorosa que estamos atravesando”.


 

La Bienaventuranza colabora con las Conferencias de San Vicente de Paúl del barrio de San Claudio

NOTA DE PRENSA

La Bienaventuranza colabora con las Conferencias de San Vicente de Paúl
del barrio de San Claudio

La Cofradía del Santo Cristo de la Bienaventuranza de León, dentro de su
labor de acción social, ha retomado la colaboración con las Conferencias
de San Vicente de Paúl del barrio de San Claudio, en esta ocasión
participando en el reparto de alimentos que esta entidad realiza
habitualmente entre los más necesitados del barrio y que, tras la
interrupción obligada por la pandemia de la covid-19, ha vuelto a poner
en marcha el pasado miércoles 10 de junio.

Asimismo, la penitencial cuenta en su página web desde hace algún tiempo
con una «Guía de comercio de cercanía» en la que se recogen distintos
negocios de los hermanos, con ánimo de potenciarlos.

En León a 11 de junio de 2020

APERTURA, CON CARÁCTER EXTRAORDINARIO, DE LA CAPILLA DE SANTA NONIA

NOTA DE PRENSA DE LA COFRADIA DEL DULCE NOMBRE DE DE JESÚS NAZARENO, SOBRE LA APERTURA, CON CARÁCTER EXTRAORDINARIO, DE LA CAPILLA DE SANTA NONIA

Durante los próximos días 4, 5 y 6 de junio, de manera extraordinaria, la Capilla de Santa Nonia estará abierta al culto con el único fin de que todo hermano, fiel o devoto, pueda orar ante las imágenes que le inspiran devoción en horario de 12:00 a 14:00 y de 19:00 a 21:00 horas.

Asimismo, a partir del domingo 7 se reanudará la misa dominical de las 12:30 horas.

Por favor, recuerden que seguimos en una situación sociosanitaria compleja, por lo que les recomendamos encarecidamente que cumplan las indicaciones y recomendaciones del personal allí presente.

 Como resumen, les recordamos aquellas más destacadas:

.- Recuerde llevar mascarilla.

.- Lávese las manos con gel hidroalcohólico que le ofrecerán al entrar y al salir.

.- No camine por el templo, quédese en el lugar que le indique la persona encargada y siga sus instrucciones.

.- El aforo de la iglesia se reduce hasta un 30%

.- Por su seguridad y por la de los demás, no toque ni bese las imágenes.

.- Si no se encuentras bien o pertenece al grupo de riesgo, por favor, quédese en casa.


 

Solemnidad Pentecostés 2020

NOTA DE PRENSA

LA DIÓCESIS CELEBRA EL DÍA DE LA ACCIÓN CATÓLICA Y DEL APOSTOLADO SEGLAR CON EL IMPULSO DEL CONGRESO NACIONAL DE LAICOS ‘PUEBLO DE DIOS EN SALIDA’

Vigilia diocesana este próximo sábado día 30 a las 18 horas en la Parroquia del Salvador para preparar la solemnidad de Pentecostés del domingo día 31 con misa estacional en la Catedral a las 13 horas

León, 28 de mayo de 2020

La solemnidad de Pentecostés, con la que este próximo domingo día 31 de mayo se cierran los cincuenta días del Tiempo de Pascua, vuelve a ser una llamada a todos los laicos para reforzar su compromiso y valorar su aportación como discípulos del siglo XXI para hacer visible la acción del Espíritu Santo en la vida familiar, laboral, cultural y social. Un protagonismo especial para los laicos en esta jornada en la que toda la Iglesia celebra el Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar, este año bajo el lema “Hacia un renovado Pentecostés” y que en el caso de la Iglesia de León marcará un hito en el camino apuntado el pasado mes de febrero en el Congreso Nacional de Laicos “Pueblo de Dios en salida” celebrado en Madrid y en el que la Diócesis estuvo representada por una delegación de diez seglares de distintos movimientos y asociaciones

“PUEBLO DE DIOS EN SALIDA”

Para la preparación de esta fiesta de Pentecostés, y como punto de enlace con ese Congreso “Pueblo de Dios en salida” y un proceso del postcongreso que se ha visto alterado por la situación de alerta sanitaria, se ha convocado una vigilia diocesana este próximo sábado día 30 a las 18 horas en la Parroquia del Salvador con una representación limitada de fieles laicos de movimientos, asociaciones y parroquias para cumplir con las limitaciones de precaución sanitaria impuestas por el estado de alarma y en la que todos los participantes se unirán a la oración de toda la Iglesia con el rezo de las Vísperas de la solemnidad.

Ya el domingo día 31 a partir de las 11 de la mañana la Catedral acogerá el acto central de esta solemnidad de Pentecostés, con una misa estacional que presidirá el obispo Don Julián.

CARTA PASTORAL

Tanto en esa vigilia diocesana del sábado, como en las eucaristías que acojan todas las iglesias de la Diócesis el domingo, se rezará por los laicos y su vocación para recordar que, como afirma el obispo de León, Julián López, en la carta pastoral que ha titulado “Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles” es preciso “evocar la venida y manifestación del Espíritu Santo sobre los apóstoles reunidos, más bien recluidos, en un mismo lugar de la ciudad de Jerusalén como ese acontecimiento que marcó para siempre a quienes lo vivieron porque yo mismo, seguramente como muchos de vosotros, he experimentado en las pasadas semanas ese síndrome de la auto-reclusión impuesta por el peligro de contagio del Covid-19, algo que me ha hecho recordar la situación personal de los discípulos de Jesús después de la muerte de su Señor y Maestro”. En este punto, Mons. López Martín reconoce que “es perfectamente explicable la actitud de aquellos discípulos, en la que se mezclaban el miedo y una tremenda sensación de fracaso”.

Y en su reflexión, el prelado legionense pone esta situación en relación con el “aislamiento, impuesto por las pasadas circunstancias, que nos ha afectado de algún modo a todos, adultos y niños, mayores y jóvenes” pero que “de todos modos, desde el momento en que se ha iniciado la desescalada y el retorno progresivo a la normalidad, ese síndrome del enclaustramiento ha empezado a remitir” para expresar la esperanza en que “Dios quiera que no deje secuelas psicológicas o sociales irreparables en ninguno de nosotros”.

            “No obstante, evocando el primer Pentecostés de la historia, ocurrido precisamente cuando los discípulos de Jesús estaban todos juntos  dominados por el miedo y la frustración, creo que merece la pena contemplar el acontecimiento de la venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles fijándonos en el resultado final”, prosigue el obispo Julián López en esta carta para concluir afirmando que “afortunadamente para nosotros la onda expansiva del primer Pentecostés no solo no se ha apagado sino que llega y seguirá llegando a la Iglesia y a la humanidad porque el Señor así lo prometió: ‘Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos’ (Mt 28,20)”.

CAMPAÑA SOLIDARIA HACEMOS COFRADIA- COFRADIA ANGUSTIAS Y SOLEDAD

CAMPAÑA SOLIDARIA: HACEMOS COFRADÍA

Debido a las duras circunstancias sociales sobrevenidas por la pandemia del Covid-19 y siendo conscientes de que las necesidades se van a prolongar en el tiempo, la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad pone en marcha una serie de acciones solidarias puntuales que serán complementadas en el futuro con otras tantas para que desde nuestra Bolsa de Caridad se pueda atender a los más necesitados y afectados por el azote de esta crisis que se preveé duradera en el tiempo.

Como primera medida, la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad solicita a los hermanos y hermanas que con su donativo y en la medida de las posibilidades ayudemos a los más necesitados, HACIENDO TODOS JUNTOS COFRADÍA. Para ello, puedes hacer una transferencia o ingreso en la cuenta de Caja Laboral Kutxa que la Cofradía ha puesto a disposición para recibir las ayudas:
ES75 3035 0271 31 2710032759
a partir del día de mañana 28/05/20.

En la misma línea, y ante la obligatoriedad del uso de las mascarilla debido a las medidas impuestas por las autoridades, la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad pone en marcha la iniciativa
“MASCARILLAS SOLIDARIAS”
para ayudar también a los que más lo necesitan en estos tiempos de crisis sanitaria y económica. Podéis adquirir vuestras mascarillas previa reserva remitiendo un correo electrónico al correo de la Cofradía: secretaria@angustiasysoledad.org

El precio de las mascarillas será:

ADULTO 8€
NIÑOS 5€

De cada mascarilla vendida, 3 euros irán destinados a incrementar el montante económico que se recaude en la cuenta bancaria habilitada para recibir los donativos en la campaña solidaria “HACEMOS COFRADÍA”.

También, queremos anunciaros, que desde la Agrupación Musical de la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad se ha organizado la campaña virtual: MÚSICA, CARIDAD Y COFRADÍA POR LA FESTIVIDAD DE LA ALEGRÍA, de la que se informará puntualmente con el cartel de actividades.

El dinero recaudado con estas primera acciones solidarias, irá destinado a Caritas Diocesana de la Parroquia de Nuestra Señora del Mercado.

Para llegar al mayor número de personas, te pedimos que nos ayudes a difundir esta campaña y por supuesto queremos agradecer vuestra ayuda de antemano.
Con la ayuda de todos, los hermanos y hermanas de Angustias y Soledad HACEMOS COFRADÍA.

Misa Dedicación Catedral

NOTA DE PRENSA

EL OBISPO PRESIDE LA PRIMERA MISA CAPITULAR EN EL ALTAR MAYOR DE LA CATEDRAL PARA CELEBRAR EL ANIVERSARIO DE LA DEDICACIÓN DEL TEMPLO

Con presencia de un número reducido de fieles, en la celebración se rezó por las víctimas de la pandemia y se pidió por el final de la emergencia sanitaria

León, 27 de mayo de 2020

El obispo de León, Julián López, ha presidido esta mañana la primera eucaristía que se ha celebrado desde el altar mayor de Catedral, tras la recuperación  del culto público en el primer templo diocesano el pasado lunes día 18, en una solemne misa capitular para conmemorar el “Aniversario de la Dedicación de la Santa Iglesia Catedral”,  en una solemnidad especial con la que se ha hecho memoria de la jornada del 27 de mayo de 1901, cuando el entonces obispo de León, Francisco Gómez-Salazar, consagraba de nuevo el templo, que ya había sido dedicado bajo el título de Santa María el día 9 de noviembre del año 1303.

‘LEÓN…LA HERMOSA CATEDRAL’

En esta eucaristía especial, en la que de manera excepcional se encienden las doce velas ubicadas en la fábrica de las columnas de la Catedral como símbolo de la permanencia del templo, se registró la asistencia de un reducido número de fieles que se situaron en los bancos cumpliendo con la distancia social que impone la situación de alerta sanitaria, se rezó por el eterno descanso de las víctimas de la pandemia y en la oración de los fieles se pidió por el final de esta emergencia de salud. En su homilía, el obispo Julián López recordó “las palabras que hace años, en una audiencia con el hoy Papa emérito Benedicto XVI, al presentarme como obispo de León me dijo en perfecto castellano: ‘León…la hermosa Catedral’, una atención de la que me siento feliz y orgulloso por habérselo escuchado al sucesor de Pedro” y subrayó que “la palabra Iglesia, Catedral, expresa a la vez dos realidades, el edificio en el que la asamblea de fieles se congrega y la comunidad de los fieles, piedras vivas reunidas para la construcción del templo del espíritu, y por eso las iglesias, desde la Catedral hasta la más humilde ermita, no son simples lugares de reunión, sino que simbolizan y manifiestan a las comunidades que se congregan en ellas, a los fieles que son morada de Dios unidos a Cristo”.

Esta celebración de la dedicación de la Catedral, según fija el “Calendario particular de la Diócesis de León” se extiende “a toda la Diócesis por ser la Catedral la Iglesia Madre y Cabeza de todas las demás, donde el obispo diocesano tiene situada la cátedra, signo del magisterio y de la potestad del pastor de la Iglesia Particular, como también signo de la unidad de los creyentes en aquella fe, que el obispo anuncia como pastor de la grey”.

El Aniversario de la Dedicación de la Catedral es ocasión para recordar las importantes obras de restauración que se desarrollaron a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, después de que el notable deterioro de la fábrica del templo obligara durante décadas de aquella centuria a mantener cerrado al culto el primer templo de la Diócesis. Hoy, 119 años después, la celebración del Aniversario de la Dedicación permite hacer memora desde la acción de gracias de lo que los historiadores han calificado como la “salvación de la Catedral” y para remarcar las importancia de seguir cuidando día a día el templo referente de toda la Diócesis como recordaba en toda ocasión quien fuera hasta su fallecimiento el pasado día 11 de abril el deán-presidente del Cabildo, Antonio Trobajo, quien siempre afirmaba que “la Pulchra exige un mantenimiento y una atención diarias”.


Pascua del Enfermo 2020

NOTA DE PRENSA

LA DIÓCESIS CELEBRA EL DOMINGO LA PASCUA DEL ENFERMO CON UNA ORACIÓN ESPECIAL “POR LAS PERSONAS QUE SUFREN Y POR LAS QUE NOS CUIDAN EN ESTA PANDEMIA”

Se cierra así la “Campaña del Enfermo” que comenzaba el pasado día 11 de febrero en la Jornada Mundial del Enfermo con el lema “Acompañar en la soledad” y que se ha visto sacudida por los efectos de la alerta sanitaria

León, 15 de mayo de 2020

La Diócesis de León se suma este próximo domingo día 17 de mayo, Domingo VI de Pascua, a la celebración de la Pascua del Enfermo, cita que pone el broche de cierre a los actos de la ‘Campaña del Enfermo’ que se anima desde el Secretariado diocesano de Pastoral de la Salud y que este año se ha visto sacudida por la declaración del Estado de alarma y el cierre de templos que comenzaba el pasado día 15, en la semana en la que se celebraban en Santander las XL Jornadas Interdiocesanas de Pastoral de la Salud con el lema “Acompañar en la soledad”.

MOMENTO ESPECIAL PARA LA ORACIÓN

Según el director del Secretariado de Pastoral de la Salud, Ovidio Álvarez, “nadie podía imaginar que cuando comenzábamos esta ‘Campaña del Enfermo’ de 2020 íbamos a vivir esta situación de pandemia de forma tan cruda y dolorosa, con la soledad de los enfermos y sus familias, la soledad de los profesionales sociosanitarios en su realidad cotidiana, la soledad de nuestros ancianos en la ciudad, en nuestros pueblos y en las residencias, la soledad de los enfermos invisibles, mentales y de sus familias, la soledad que se ha hecho realidad vivida en el confinamiento en nuestros hogares, nade podía sospechar que esto podría llegar en este momento cuando este año el lema es ‘Acompañar en la soledad’”. Y ante estas circunstancias, desde el Secretariado de Pastoral de la Salud se ha enviado un subsidio litúrgico especial para que, según explica Ovidio Álvarez, “todos los sacerdotes recen en las eucaristías que hagan a puerta cerrada por esta intención, y que todas las personas recen por acompañar en la soledad, acompañar a todos estos hermanos y familias que han perdido a un ser querido y no han podido hacer un funeral y una despedida como hubieran querido y que nosotros los cristianos, como seguidores de Jesús a quien conmueven el dolor y la angustia de los enfermos, tenemos que ser conscientes de que cuidar, aliviar y sanar enfermos está íntimamente ligado al anuncio del Reino de Dios”.

Esta invitación a la oración por las personas que están sufriendo los efectos de la pandemia, que tendrá eco este domingo en esa llamada a la oración en la Pascua del Enfermo en los templos donde se celebren las primeras eucaristías, como sucederá en el caso de la Unidad Pastoral de Riaño y en la oración en familia que puedan realizar los fieles en sus propias casas al encontrarse todavía en situación de confinamiento, sintoniza con la indicación que ha realizado el obispo de León, Julián López al recordar que “como Iglesia compartimos el dolor de los que se han visto tocados por la enfermedad y elevamos nuestra oración por todas las familias y sus seres queridos fallecidos”

XII Jornada Diaconado Permanente

NOTA DE PRENSA

LA DIÓCESIS CELEBRA LA XII JORNADA DEL DIACONADO PERMANENTE CON UNA ORACIÓN ESPECIAL POR LAS VOCACIONES A ESTE GRADO DE MINISTERIO ORDENADO

Desde la Comisión Diocesana se recuerda la “importante labor pastoral” que llevan adelante los cinco diáconos permanentes y se ruega a los fieles que a pesar del confinamiento recen desde sus casas por esta intención

León, 15 de mayo de 2020

La Diócesis de León celebrará este próximo domingo día 17, VI Domingo de Pascua, la XII edición de la Jornada Diocesana del Diaconado Permanente con una petición especial para que todos los fieles, desde la comunión espiritual y a pesar del cierre de templos, realicen una oración especial por los diáconos y por las vocaciones a este grado propio del ministerio ordenado.

En la actualidad, según informa la Comisión Diocesana para el Diaconado Permanente, en la Iglesia de León son cinco los diáconos permanentes que desarrollan “una importante labor pastoral”, mientras otros cuatro candidatos se encuentran en el proceso de formación, dos de los cuales ya han solicitado el rito de admisión a la órdenes, mientras otro se prepara para recibir la institución en el ministerio del lectorado al concluir el presente curso.

GRADO DEL MINISTERIO ORDENADO

El objetivo de esta Jornada, que en esta duodécima edición se celebra en las extraordinarias circunstancias impuestas por la alerta sanitaria del coronavirus, con los templos cerrados y el culto suspendido, a excepción de las parroquias de la Unidad Pastoral de Riaño, es dar a conocer la figura del diácono permanente como un grado propio del Ministerio ordenado que configura a quien lo recibe como servidor de la comunidad cristiana, habilitado para llevar adelante tareas pastorales que el obispo le encomiende, en comunión con él y con los presbíteros y consagrados, y en estrecha conexión con los seglares comprometidos en la Iglesia.

La vocación al diaconado permanente permite a cristianos varones, solteros a partir de los 25 años, o casados a partir de los 35 años y con cinco años de matrimonio que sientan la llamada de Dios, iniciar un periodo de discernimiento tras la presentación como candidato por parte de su párroco al obispo. Superado favorablemente este tiempo de reflexión el candidato al diaconado podrá ser admitido a los ministerios e iniciará un tiempo de formación en estudios superiores eclesiásticos de tres cursos, que concluirá con un periodo de práctica pastoral antes de culminar con la ordenación diaconal.

El Concilio Vaticano II decidió la instauración del Diaconado Permanente, con gran arraigo en la Iglesia primitiva, como un grado propio del Ministerio ordenado y en el año 1997, por iniciativa del entonces obispo Antonio Vilaplana, en la Diócesis de León se reinstauró la figura del diácono permanente y ese mismo año recibió la ordenación diaconal el primer integrante del diaconado permanente de la Diócesis, que en la actualidad forma parte del equipo pastoral que atiende la Agrupación Parroquial ‘San José’. Ya en el año 2010, por empeño del obispo Julián López, la Diócesis decidió impulsar este Ministerio ordenado con la puesta en marcha del Plan Básico de Formación para el Diaconado Permanente, con un periodo de estudios de cinco años para la formación humana, espiritual y teológica y para la práctica pastoral, que ya han completado los cinco diáconos permanentes que se han ordenado entre los años 2015 a 2018 y que en estos momentos desarrollan su ministerio en la Unidades Pastorales de Garrafe de Torío, Sena de Luna y Sahagún.

MISIÓN DEL DIÁCONO

El diácono ordenado asume las misiones que la Iglesia le encomienda. Así, al servicio de la Palabra de Dios anima la catequesis; promueve y sostiene actividades apostólicas con laicos, particularmente en el ámbito familiar; y preside la celebración de la Palabra. Al servicio de la Eucaristía y de los sacramentos el diácono asiste, durante las celebraciones litúrgicas, al obispo y al presbítero; preside las celebraciones del bautismo, matrimonio, exequias, Liturgia de las Horas, exposición eucarística…; distribuye la Eucaristía, en la misa o fuera de ella, y lleva la comunión a los enfermos y el viático a los moribundos. Y al servicio de la caridad y de la comunidad eclesial el diácono anima el servicio caritativo, preocupándose por los más pobres y marginados; atiende la pastoral de enfermos, ancianos y todo tipo de obras asistenciales; y sirve a la comunión junto al Obispo, a los presbíteros y a los laicos y consagrados.

PLAN DIOCESANO DE FORMACIÓN DEL DIACONADO PERMANENTE

En la actualidad la Diócesis de León cuenta con cuatro candidatos al diaconado permanente que forman parte de los cursos de Plan diocesano de Formación del Diaconado Permanente. Según el obispo Julián López, en la Diócesis de León es preciso “contar con más diáconos permanentes sobre todo porque debemos responder a los designios del Señor que suscita vocaciones y disponibilidad para muchas otras tareas pastorales que deben ser ejercidas de manera estable y con lo que significa la experiencia de los seglares en aspectos como el matrimonio, la familia, o el trabajo profesional”. En este sentido, Mons. López Martín subraya que “esta dedicación pastoral estable supone una verdadera vocación que todos hemos de tener en cuenta en nuestras preocupaciones pastorales, en la Oración por las Vocaciones y en nuestros respectivos compromisos apostólicos: los presbíteros y diáconos apreciando y apoyando de verdad este ministerio y procurando suscitar estas vocaciones; y los fieles laicos que se siente Iglesia diocesana, valorando también esta posibilidad real por lo menos en la oración y estima, abiertos incluso a responder a una posible llamada del Señor”.

Retraso salida confinamiento Diócesis de León

NOTA DE PRENSA

LA DIÓCESIS POSPONE LAS MEDIDAS PARA LA SALIDA DEL CONFINAMIENTO CON CULTO PÚBLICO A LA ESPERA DE QUE SANIDAD AUTORICE EL AVANCE DE LEÓN A LA FASE 1

El decreto episcopal para la desescalada se aplicará cuando toda la planta diocesana cumpla los requisitos de salud pública. No obstante, el obispo Julián López ruega a los sacerdotes que el día 11 celebren la Eucaristía a puerta cerrada con la especial intención de oración por los difuntos de la pandemia

León, 9 de mayo de 2020

La Diócesis de León pospone la aplicación de las medidas del decreto aprobado por el obispo Julián López sobre “Disposiciones ante la salida del confinamiento y la desescalada de las medidas restrictivas por causa de la pandemia del Covid-19” después de que el Ministerio de Sanidad haya decidido mantener a la provincia de León en la denominada Fase 0, lo que implica que en los próximos días continuarán vigentes las medidas restrictivas aplicadas en la Iglesia de León desde el pasado día 14 de marzo, con cierre de templos y suspensión total del culto público.

EUCARISTÍA POR TODOS LOS DIFUNTOS DE LA PANDEMIA

No obstante, y dado que ya desde el inicio de la declaración del Estado de Alarma el pasado día 15 de marzo los sacerdotes de la Diócesis de León han venido celebrando eucaristías a puerta cerrada y sin presencia de fieles para mantener el culto desde la comunión espiritual y cumplir desde la máxima responsabilidad con las restricciones para preservar la salud pública, el obispo Julián López hace un especial ruego a todo el presbiterio diocesano para que este próximo lunes día 11 ofrezcan la celebración de la Eucaristía por todos los difuntos de la pandemia.

Y es que el decreto episcopal con las “disposiciones ante la salida del confinamiento y la desescalada” que rubricaba el obispo Julián López el pasado día 3 de mayo fijaba, con la condición de que se aprobara por la autoridad sanitaria el avance a la Fase 1, para el próximo lunes día 11 la “salida del confinamiento y la desescalada de las medidas restrictivas por causa de al pandemia del Covid-19”. Un decreto episcopal en el que se afirma que la “Diócesis de León se adhiere las reflexiones ‘Ante el inicio de la salida del confinamiento’ que ha expresado la Conferencia Episcopal Española en un nota pública” en la que se pone de manifiesto la “satisfacción de la Iglesia española porque la enfermedad del Covid-19 vaya siendo contralada, y pueda iniciarse, aun con reservas y precauciones, la recuperación de las actividades habituales de nuestra vida común”.

ORACIÓN Y TRABAJO

“Como Iglesia compartimos el dolor de los que se han visto tocados por la enfermedad y elevamos nuestra oración por todas la familias y sus seres queridos fallecidos”, se indica al inicio de este decreto en el que la Iglesia de León manifiesta su voluntad de “seguir impulsando el trabajo de Cáritas y de otras instituciones eclesiales con las personas que se ven afectadas por la crisis económica y social que ha generado los efectos de la pandemia y el confinamiento”. Y así, “dada la importancia  de mostrar especiales signos de acompañamiento a las familias en su duelo” se establecía que “ese  día 11 de mayo, como expresión de comunión fraterna con los que más han sufrido esta pandemia, todas las parroquias podemos ofrecer la celebración de la eucaristía por todos los difuntos de la pandemia”.

MEDIDAS ORGANIZATIVAS E HIGIÉNICAS

El decreto aprobado por el obispo Julián López, y que ahora queda pendiente de que se haga efectivo el reconocimiento de la Fase 1 de desescalada para León por parte del Ministerio de Sanidad, establece unas “indicaciones generales en la fase de transición hacia la completa normalidad” que mantienen vigente “la dispensa del precepto de participar en la Misa dominical”, ya decretada desde el pasado día 14 de marzo, así como el “ruego encarecido a los sacerdotes y colaboradores parroquiales que cuiden las medidas organizativas e higiénicas, y a los fieles que observen el cumplimiento de las mismas, a fin de realizar las actividades con seguridad y confianza en nuestras parroquias”.

La transición hacia la completa normalidad se establece en cuatro fases, desde la Fase 0, situación actual y en la que va a continuar la Diócesis durante los próximo días, con culto sin pueblo tal y como se ha venido desarrollando todo el periodo de confinamiento desde el pasado día 14 de marzo. Cuando la nueva evaluación de la situación se favorable y se obtenga la aprobación del Ministerio de Sanidad se pasar á a la Fase 1, con el fin de seguir avanzando hasta la Fase 3, con la recuperación de la “normalidad de la vida pastoral ordinaria, siempre teniendo en cuenta las medidas necesarias hasta que haya una solución médica a la enfermedad”.

Junto con esta temporalización para transitar en el proceso de desescalada, el Decreto que rubrica el obispo Julián López detalla la “organización de los templos y las celebraciones” y fija criterios para administrar sacramentos como la Reconciliación, el Bautismo, el Matrimonio, la Unción de Enfermos, la Comunión a los enfermos y las Exequias de difuntos, además de prohibir las visitas turísticas a los templos en las fases 1 y 2.

Por último, este Decreto que orienta el proceso de salida del confinamiento en la Iglesia de León establece la suspensión de las Primeras comuniones y las Confirmaciones hasta el primer trimestre (de septiembre a noviembre) del próximo curso pastoral 2020-2021.