La Bienaventuranza clausura su plan de formación cofrade “Sin perder el paso” 2017/2018 destacando la relación entre la cofradía y San Claudio

La Cofradía del Santo Cristo de la Bienaventuranza de León puso fin el pasado lunes, 4 de junio, a su plan de formación cofrade “Sin perder el paso” 2017/2018, que lleva desarrollando desde el mes de noviembre.

El encargado de clausurarlo fue el director de comunicación de la penitencial, Xuasús González, con una sesión titulada “La Bienaventuranza, la cofradía de San Claudio” en la que repasó las principales características de la corporación, destacando la especial relación entre la cofradía y San Claudio: la Bienaventuranza nació en la parroquia en 1992, de la mano del entonces párroco Carmelo Rodríguez del Cueto, como nexo de unión entre los grupos parroquiales a lo largo de todo el año; del barrio era la mayoría de sus primeros hermanos; uno de sus fines es promover la devoción al santo mártir…

González profundizó en la figura de San Claudio y su martirio a principios del siglo IV; recordó la importancia del monasterio benedictino erigido en época medieval en el lugar en que, según la tradición, fue enterrado el santo; y repasó los orígenes de la parroquia de San Claudio a mediados del siglo pasado antes de abordar los aspectos más relevantes de la cofradía.

Por último, los participantes en la sesión analizaron en grupos el momento actual que vive la penitencial, poniendo en común diferentes conclusiones sobre las que poder trabajar en un futuro próximo.

Los comentarios estan cerrados.