Decepción de las Juntas de Hermandades y Cofradías ante la insensibilidad del consejero de Educación para con la tradición más importante de nuestra comunidad

El pasado lunes 19 de junio de 2.017, la Asamblea de Juntas de Hermandades y cofradías de Semana Santa de Castilla y León fue convocada por el Consejero de Educación a una reunión en Valladolid con un único punto a tratar: el período vacacional de Semana Santa en el calendario escolar.
A la convocatoria acudieron representaciones de Valladolid, Zamora, León, Burgos, Ávila, Palencia, Astorga, Ponferrada, Peñafiel y Medina del Campo, contando con el apoyo expreso de las demás principales ciudades castellano- leonesas. El resultado de la misma fue decepcionante para la Asamblea ante la intransigencia del Consejero, tanto por no atender sus peticiones, como por no tomarlas en consideración ni plantearse su estudio.
Durante dicha reunión el Consejero propuso esperar al 2.018 para disponer de datos reales de cómo afecta la medida de cambiar el calendario escolar, pero desde esta Asamblea de Juntas de Semana Santa de Castilla y León estamos en disposición de poder afirmar que hay datos suficientes del incremento de puestos de trabajo y crecimiento económico en los últimos 3 años en los que las vacaciones de Semana Santa han coincidido con la Semana de Pasión.
La Asamblea se reafirma en que el calendario escolar aprobado y defendido por el Consejero de Educación es caótico. Presume el Sr. Consejero de permitir que cada centro elija cuándo celebrar las vacaciones de Semana Santa y ello supone un ataque sin precedentes a la conciliación familiar, ya que tal y como se le expuso, puede darse el caso que en una misma familia con dos hijos en distintos colegios, se encuentre con que uno tiene vacaciones durante la Semana Santa y el otro durante la Semana siguiente. Por lo anteriormente expuesto, la Asamblea de Juntas de Hermandades y Cofradías de Castilla y León se mantiene firme y pide que desde el próximo curso escolar y definitivamente, se fije el periodo vacacional de Semana Santa en Castilla y León, a partir del Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección, tal y como sucede en otras Autonomías como Andalucía, con similar arraigo popular de la celebración.

Finalmente la Asamblea manifiesta que continuará con sus acciones y movilizaciones defendiendo sus propuestas de conciliación de la vida laboral y familiar, así como de la cultura y el turismo como actividades generadoras de riqueza y empleo.

Por último, manifestar que la Asamblea lamenta el silencio de la Consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León

.

Los comentarios estan cerrados.